El personal académico del Centro de Ciencias Genómicas de la Universidad Nacional Autónoma de México se pronuncia para expresar su inquietud en relación a la iniciativa de Ley de Humanidades, Ciencias y Tecnología (LHCyT) presentada recientemente en el Senado de la República.

La ley vigente de Ciencia y Tecnología fue expedida en 2002 y ha sufrido varias modificaciones desde entonces. De manera sorpresiva, el pasado viernes 8 de febrero de 2019 la Senadora Ana Lilia Rivera Rivera presentó una iniciativa de Ley de Humanidades, Ciencias y Tecnología para reemplazar la Ley de Ciencia y Tecnología vigente y al mismo tiempo reformar diversas disposiciones de la Ley de Bioseguridad de Organismos Genéticamente Modificados. La amplitud de estas reformas, la falta de consulta y búsqueda de consensos con la comunidad que pretende regir y la práctica eliminación de cuerpos académicos de consulta de su estructura, ha causado un enojo y desconcierto en la comunidad científica mexicana.

La iniciativa pretende eliminar los cuerpos colegiados por los cuales los científicos podemos opinar y participar en las discusiones y decisiones del sector, centralizando así las funciones en el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y al mismo asignándole muchas funciones adicionales. Esta concentración de poder, sin balances, la consideramos poco sana y contraria a los principios democráticos en los que se sustenta nuestra nación. Se proponen también modificaciones que, al menos en su presente redacción, afectarían la libertad de la investigación, lo que en nuestra opinión presentaría un gran retroceso para la ciencia en México. Creemos que la ciencia e investigación pueden y deben jugar un papel muy importante para el desarrollo del país y así contribuir al bienestar del pueblo mexicano, pero consideramos que la iniciativa en su presente forma no cumple con este propósito.

Solicitamos que cualquier reforma y modificación de la Ley de Ciencia y Tecnología se abra a la discusión y que se inviten científicos, tecnólogos y expertos de diversas áreas para participar en esta discusión y la elaboración de un proyecto verdaderamente incluyente. Expresamos nuestra amplia y mejor disposición de trabajar en conjunto con el Conacyt, diputados, senadores e instituciones del sector público y privado, en una propuesta de LHCyT que promueva, consolide y apoye el desarrollo de la ciencia, por el bien de México.

ATENTAMENTE,
“POR MI RAZA HABLARÁ EL ESPÍRITU”
Cuernavaca, Mor., a 18 de febrero 2019

EL PERSONAL ACADÉMICO DEL CENTRO DE CIENCIAS GENÓMICAS
UNIVERSIDAD NACIONAL AUTÓNOMA DE MÉXICO

Adjunto:
Comunicado CCG Ley HCyT 18_02